FANDOM


Éste articulo trata acerca del antagonista del videojuego "Castlevania: Lament of Innocence". Para el personaje de la saga Lords of Shadow, ver Walter Bernhard (Lords of Shadow).
CLoI-Walter-Bernhard.jpg
Walter Bernhard
Kanji
ヴァルター・ベルンハルト
Rōmaji
Kyarī Verunandesu
Doblaje
Japones
Yukimasa Kishino
Ingles
Jamieson Price
Información
Edad
desconocida
(apariencia de 42 años)
Raza
Vampiro
Fecha de Defunción
1094
Otros
1ra Aparición
1094: Castlevania: Lament of Innocence
Familia
Bianca (madre)
Arma(s)
Poderes Mágicos Oscuros
Habilidades
Hechizos Sombríos
Tema Principal
Dark Night Toccata ~Walter's Theme~


"Bienvenido. Te he estado esperando, Leon."
—Walter Bernhard a Leon Belmont

Walter Bernhard era un terriblemente poderoso lord vampiro que sirvió como el principal antagonista inicial en el videojuego Castlevania: Lament of Innocence. Sin embargo, se reveló más tarde que sus acciones sin saberlo, servían un propósito más elevado.

Él es, cronológicamente hablando, el primer vampiro enfrentado por el Clan Belmont y sus acciones involuntariamente y sin su conocimiento serian responsables de la prolongada confrontación entre los Belmonts y Drácula.

Trasfondo oficialEditar

"El vampiro que controla el bosque llamado Noche Eterna, su origen y su edad no son claros. Para distraerse del aburrimiento de la vida eterna, disfruta jugando juegos de vida y muerte con humanos valientes, para aumentar las apuestas del juego, para hacer que el humano se interese, roba lo que es más precioso de su objetivo."
—Descripción en el sitio web oficial japonés de Konami
"Walter es un rey oscuro que gobierna sobre la Noche Eterna, incluso entre el clan vampiro, es el más fuerte, ni siquiera puede ser arañado por armas inferiores."
—Descripción de la guía oficial

BiografíaEditar

Spoiler alert.gif Advertencia: Esta sección contiene detalles de la trama y el argumento. Puedes decepcionarte si sigues leyendo.

Walter es un poderoso vampiro que habita en el bosque llamado Noche Eterna, que recibía este nombre debido a estaba recubierto de oscuridad sin fin gracias a una joya creada a través de la alquimia, la Piedra Ébano, uno de los dos tesoros vampíricos legendarios que logró obtener por medios desconocidos. Debido a esta joya, él es prácticamente invencible; infunde su cuerpo con la misma energía que perpetúa el manto de oscuridad que cubre el bosque, que le proporciona una protección formidable. No contento con sus todavía increíbles poderes, persistentemente buscaba el otro tesoro vampírico, la Piedra Carmesí, pero no tuvo éxito.

Como un efecto colateral de su poder absoluto - y la protección de la Piedra Ébano - Walter sucumbe con frecuencia al aburrimiento - después de todo, cuando alguien es todopoderoso, sólo queda muy poco que hacer. Para aliviarse a sí mismo, se entrega con frecuencia en juegos de "el gato y el ratón" contra valientes guerreros que él encuentre interesantes; para atraerlos hacia él, a menudo parece secuestrar a alguien importante para su objetivo previsto, en un intento de obligarlos a venir tras de él. Arrogante y completamente sin conciencia, Walter a menudo "regala" a su objetivo de secuestro original con el vampirismo, sólo para ver el horror y la tragedia que seguramente resultaran a continuación, como lo hizo con Justine Gandolfi. Su padre Rinaldo Gandolfi intentó rescatarla de Walter, pero fracasó y fue derrotado por él. Walter, sin embargo, le permitió vivir y instalarse fuera de su castillo, sabiendo que Rinaldo lo querría muerto y que su deseo de venganza le haría ayudar a cualquier recién llegado con sus conocimientos y habilidades, por lo que el juego mismo de Walter se pondría así más interesante en su opinión.

Sin embargo, es conocido por haber hecho esto con varios otros guerreros que sucumbieron ante sus secuaces. También había dotado de vampirismo a su sirviente Joachim Armster, este último finalmente rebelándose contra su amo, pero fracasó por la protección que Walter recibía dio la ventaja necesario para derrotar fácilmente a Joachim. Finalmente lo encarcela en lugar de matarlo, ya que se divirtió con su intento de traición, y lo usó como uno de sus cinco secuaces que debía ser derrotado por los nuevos guerreros que trataran de luchar contra Walter directamente.

Walter finalmente conocería a Mathias Cronqvist, que lo convenció de robar a la amada Sara Trantoul del Barón Leon Belmont, prometiendo un desafío como ninguno antes debido a las legendarias habilidades de Leon. Emocionado por la oferta, Walter hizo lo que propuso, con el joven caballero renunciando a su título nobiliario para así poder emprender su búsqueda de Walter, después de haber sido informado por Mathias quien era el "culpable". Durante un período no revelado de tiempo, él también encontró a la divinidad malvada Death, aunque nunca se sabe si los dos se encontraron por separado o en compañía de Mathias.

Después de que Leon derrotó a todos sus cinco subordinados principales que custodiaban la entrada a su castillo interior en el área "Pagoda of the Misty Moon", el mismo Walter dio la bienvenida a Leon y pudo confirmar que lo que "ese caballero" (refiriéndose a Mathias) le dijo era verdad a primera vista. Leon desafió al vampiro, pero la protección de la Piedra Ébano lo mantuvo a salvo. Después de juguetear con Leon le devolvió a su prometida, pero con la maldición del vampirismo que teniendo lugar para estremecerse ante el sufrimiento de Leon.

Sin saberlo, este acto le dio un tremendo efecto contraproducente cuando el sacrificio voluntario de Sara de su propia alma contaminada le dio a Leon acceso a los medios para derrotarlo, el poderoso látigo Matavampiros (Vampire Killer). Una vez armado con el arma completa, León se aventuró profundamente en la Pagoda y se enfrentó al propio Walter, que todavía creía que ganaría fácilmente. Leon, sin embargo, con su nueva arma fue capaz de romper la Piedra Ébano y, por tanto, cancelar la protección de Walter. El vampiro se hallo en absoluta incredulidad de lo que pasó y por primera vez temiendo por su vida, declaró con enojo que haría que Leon sufriera más allá de lo imaginable.

El joven caballero sin embargo persistió y derrotó al malvado vampiro. Walter declaró que iba a revivir en el tiempo con sus poderes y cuando eso sucedía se vengaría, y que incluso si no podía obtener la piedra carmesí en el presente, lo conseguiría eventualmente. Sus planes para la venganza futura fueron traídos a un extremo abrupto mientras que él notó que la muerte venía cerca, él inmediatamente inmediatamente realizó que la deidad malvada lo había traicionado y tomó su alma que ofreció al dueño verdadero de la Piedra Carmesí, siendo el mismo Mathias.

Mathias explicó lo que realmente ocurrió, que él mismo estableció un plan para hacer que Walter secuestrara a Sara para obligar a Leon a venir y derrotar al vampiro sabiendo que las habilidades de Rinaldo y el esquema habitual de Walter de "elevar las apuestas" convirtiendo a sus víctimas en vampiros resultarían en Los medios para derrotar al vampiro y adquirir su alma a través de la Piedra Carmesí, algo que Mathias deseaba para convertirse en un vampiro y adquirir la inmortalidad por la que anhelaba, para que pudiera maldecir y odiar para siempre por toda la eternidad, culpándolo de la muerte De su amada Elisabetha Cronqvist. Mathias ofreció a León el mismo regalo que los dos habían sufrido el mismo dolor, pero León rechazó llamar a Mathias un tonto por descuidar los deseos de Elisabetha, alegando que nunca querría que Mathias cometiera tales atrocidades. Mathias desaparecido se fue y ordenó a la Muerte que cuidara de León, algo que no pudo hacer con León diciendo que sus parientes lo cazarían para siempre.

Mathias, usando el alma de Walter, se convirtió en el dios vampiro Drácula, y mientras Walter no vuelve a reaparecer, indirectamente lo hace cada vez que Drácula se revela, usando el alma de Walter y ambas la Piedra Ébano y la Piedra Carmesí como fuentes de su poder.


Advertencia: Los spoilers finalizan aquí. Puede seguir leyendo con tranquilidad.


PersonalidadEditar

Walter, al igual que otros vampiros, es malévolo, creyendo ser todopoderoso. Él juega con las vidas de los humanos para curar el aburrimiento de su inmortalidad, despreocupado de todo el daño que hace y tomando un placer sádico en la miseria y el sufrimiento que propaga. A medida que su victima se acerca a alcanzar sus metas, el vampiro pone aún más dolor en sus objetivos para deleitarse con las tragedias que se avecinan convirtiendo a la gente que secuestra en vampiros para ver a sus amados desesperados.

No contento con sus grandes poderes incontestados, él todavía busca la Piedra Carmesí con el fin de ser aún más poderoso, y buscando desafíos más fuertes, insaciables e insatisfechos con sus maquinaciones actuales. Se muestra que es manipulador y astuto, ya que encarceló a su sirviente Joachim Armster en su castillo para servir como un desafío para los guerreros que trataron de enfrentarlo. También optó por perdonarle la vida a Rinaldo, aunque sólo fuera porque sabía que haría el juego más interesante ayudando a los guerreros con su conocimiento de la alquimia.

Finalmente, sin embargo, su arrogancia y malicia resultarían ser su caída, ya que crea las herramientas que se utilizarían para destruirlo. Totalmente seguro de sus habilidades, la única vez que su compostura es sacudida es cuando ve su vida amenazada, donde se muestra en total incredulidad de la amenaza de su vida y entrando en ataques desesperados de ira y planes de venganza por ser derrotado.

Habilidades de combateEditar

  • Anger Fist: Walter arremete su enojo con su combate cuerpo a cuerpo que inflige un daño pesado.
  • Poderes Oscuros: Walter tiene control sobre diversos poderes oscuros, como el control sobre los demonios, Hellfire, Dark Inferno y otras habilidades.
  • Invulnerabilidad: Walter, aunque no es inmortal, no podía ser dañado con armas normales, pero sólo el látigo Matavampiros (Vampire Killer) podría dañar él.
  • Tele-transportación: Walter, al igual que Drácula, tenía la habilidad de tele-transportarse.
  • Metamorfosis: Aunque Walter nunca ha mostrado una segunda forma, durante su ataque más poderoso él se transforma en una criatura demoníaca, lo que implicaría que él tendría la capacidad de cambiar de forma, al igual que Drácula.

CuriosidadesEditar

  • Su nombre, Walter Bernhard, como el de muchos otros personajes de la saga Castlevania, es de origen alemán.
  • Aunque su nombre puede no parecer algo relacionado a los vampiros para a algunos fans, tiene las mismas raíces etimológicas que el caso del nombre ficticio para Mathias. El raíz germánica wald y la eslava volod (que conforman el nombre "Vlad") ambas significan "para gobernar". El significado literal del nombre de Walter seria "gobernante de un ejército", que es apropiado dado el número de monstruos que tiene bajo su mando. Quizás Mathias tomó el nombre de "Vlad" como una forma un tanto burlona de honrar al vampiro que le concedió la vida eterna.
  • Muchos de los ataques de Walter son similares a los de Drácula, sobre todo su famoso ataque "hellfire" de esferas de fuego triple. Pareciera que Mathias/Drácula ha heredado los poderes de Walter gracias a su alma (el propio Drácula más tarde pasaría estos rasgos heredados a su hijo Alucard). Al usar su ataque más poderoso, Walter se transforma en un murciélago demoníaco que se parece mucho a la forma "final" o "demonio" de Drácula que aparece en varios de los videojuegos.
  • El cabello rojo de Walter es un rasgo tradicional de los vampiros en el folclore rumano. "Strigoii" (aquellos que se convierten en vampiros después de la muerte), en contraposición a los "Moroii" (que son los vampiros desde el nacimiento), se dice que casi siempre son pelirrojos.

GaleríaEditar

Enlaces externosEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar