FANDOM


Trevor Belmont (anime) - 06
Trevor Belmont
Kanji
トレバー・ベルモンド
Rōmaji
Torebā Berumondo
Doblaje
Japones
Ryōtarō Okiayu
Ingles
Richard Armitage
Español
Raúl Dans[1] (España)
José Gilberto Vilchis (México)
Información
Ocupación
Cazador de Vampiros
Otros
1ra Aparición
EP 01: Witchbottle
Familia
Clan Belmont (ancestros)
Arma(s)
Matavampiros, espada corta, cuchillos
Habilidades
Experto en batalla, estratega


Trevor Belmont es un personaje y el protagonista principal de la serie animada Castlevania emitida en Netflix.

Él es un cazador de vampiros, que es el último descendiente de la familia Belmont, que fue exiliada y excomulgada.

BiografíaEditar

TrasfondoEditar

Trevor fue el último miembro sobreviviente del clan Belmont, una familia que dedicó sus vidas a luchar contra las criaturas de la oscuridad y proteger a la humanidad. Sin embargo, se difundieron rumores de que el clan Belmont practicaba la magia negra atrayéndo el mal hacia ellos, lo que causó que la familia fuera exiliada y excomulgada por la Iglesia, y finalmente dejara a Trevor solo por su cuenta.

Castlevania (Netflix)Editar

Spoiler alert ADVERTENCIA: Esta sección contiene detalles de la trama y el argumento. Puedes decepcionarte si sigues leyendo.

Encuentro con los OradoresEditar

En 1476, Trevor se encontró con un pueblo donde algunos de sus habitantes acusaron a su familia de practicar la magia negra. Después de luchar y derrotarlos, se marchó del pueblo. Luego se encontró con la ciudad de Gresit, una ciudad fortificada que aún no había sido invadida en su totalidad por el ejército de Drácula. Abriéndose paso, Trevor habló con los ciudadanos y se enteró de la leyenda de un 'soldado dormido' que dormitaba debajo de la ciudad. Mientras caminaba por las calles, vio a un anciano acosado por dos sacerdotes abusivos. A pesar de que quería alejarse, a regañadientes salvó al anciano al derrotar brutalmente a los sacerdotes. Escoltando al Anciano de regreso a su cabaña, Trevor se encontró con los Oradores, un grupo de eruditos perseguidos por la Iglesia y falsamente culpados por los ataques de los monstruos de Drácula. Persuadido por el anciano de encontrar a su nieto que había ido a buscar al soldado dormido, Trevor obedeció, con la condición de que él y sus colegas se marcharan de Gresit y se escondieran del alcance de la Iglesia.

Explorando las catacumbas, Trevor descubrió 'tuberías calientes' y 'antorchas que se encienden solas'. Después de caer a través del piso, se encontró con un Cíclope que convertía a sus víctimas en piedra. Trevor luchó y mató al monstruo, liberando a una de sus víctimas de su aprisionamiento de piedra. No era más que la nieta del Anciano, Sypha Belnades.

Con la determinación de ella sobre encontrar al soldado dormido, Trevor la convenció de que volviera con su abuelo para tranquilizarlo, creyendo que la historia del soldado dormido no era más que un mito. A su regreso, Trevor una vez más, discutió con Sypha sobre el mito, convencido de que las catacumbas eran parte del castillo de Drácula basado en las escrituras de sus antepasados. Le dijo al Anciano que se marcharan, pero el este le convenció para quedarse en la ciudad hasta el atardecer. Al salir de la cabaña, Trevor se encontró rodeado de sacerdotes, que lo llevaron ante el Obispo. Ofrecido con un perdón eclesiástico y su vida, el Obispo le ordenó a Trevor que dejara a Gresit mientras los Oradores serían ejecutados.

Volviendo a los Oradores, Trevor les advirtió acerca de los locos demenciales del Obispo para su desaparición. Trató de convencerlos de que dejaran la ciudad, pero en cambio se encontró a sí mismo con Sypha y su abuelo, quienes decidieron quedarse y pelear sus propias batallas. A regañadientes empujado por sus convicciones, Trevor escondió a los Oradores en las catacumbas y se enfrentó solo a los ciudadanos de Gresit. Se abrió paso a través de los sacerdotes y fue perseguido por una turba, pero finalmente fue salvado por Sypha quien utilizó la magia. Trevor luego convenció a la gente de que el Obispo y los sacerdotes de la Iglesia eran los responsables de los ataques de los monstruos. La multitud enojada atacó al líder de los sacerdotes, matándolo. Con los aldeanos bajo su mando, Trevor les dio instrucciones para que mataran a los monstruos de Drácula y les explicaría cómo hacerlo. Después de que derrotaron a los monstruos, incluidos los Blue Fangs, la superficie se volvió inestable, lo que provocó que Trevor y Sypha cayeran a través del suelo y aterrizaran más profundamente dentro de las catacumbas de lo que antes habían llegado.

Despertamiento de AlucardEditar

Evitando las trampas de las catacumbas, Trevor y Sypha finalmente encontraron un ataúd. Descubrieron a un vampiro, a quien Trevor creía era Drácula, pero Sypha creía que era el soldado dormido. Confundiendo las intenciones del vampiro, Trevor luchó contra este y eventualmente le asestó un golpe en su pecho solo para ser inmovilizado momentos después. Desesperado, Trevor apuñaló al vampiro en el pecho con un cuchillo, con la intención de matar al vampiro, incluso a costa de su propia vida. Pero para su sorpresa, el vampiro lo salvó y se presentó como Alucard. Alucard había esperado a que un cazador y un erudito lo encontraran, como lo predijeron las profecías de los Oradores. Convencido por Alucard de que los tres podían derrotar a Drácula juntos, Trevor lideró al grupo cuando comenzaron su ardua travesía.

PersonalidadEditar

Trevor Belmont es el último descendiente de los Belmonts, una familia dedicada a la cacería de los monstruos, para proteger a los ciudadanos de Valaquia. Los Belmonts cayeron en tiempos difíciles cuando la Iglesia excomulgó a la familia y los desterró de sus tierras ancestrales. Dadas las prácticas del liderazgo de la Iglesia, la excomunión probablemente se realizó porque el conocimiento que tenían los Belmonts estaba en conflicto con las enseñanzas contemporáneas de la Iglesia, la asociación entre los Belmonts y los monstruos que cazaban, el poder marcial de Belmont o todas las razones anteriores. En cualquier caso, la excomunión ha tenido una profunda influencia en Trevor.

Él luce muchos paralelismos con Drácula en que ambos se han vuelto misántropos como resultado directo de que la Iglesia los enjuicia injustamente a ellos y a sus seres queridos. Este paralelo se ejemplifica en sus declaraciones muy similares sobre cómo reaccionaron los ciudadanos de Valaquia a las fechorías de la Iglesia. Drácula dijo de los ciudadanos que vieron a su esposa quemada viva que "cualquiera de ellos podría haberse puesto de pie y haber dicho 'No, ya no nos comportaremos como animales'". De manera similar, Trevor observa de la Iglesia y los ciudadanos que "Para que los bastardos malvados ganen el poder, lo único que tiene que hacer la gente común es mantenerse al margen y callarse". Al comienzo de la primera temporada, ambos hombres mantienen a todos los ciudadanos de Valaquia en diferentes grados de responsabilidad por los pecados del liderazgo de la Iglesia.

Aunque a diferencia de Drácula, que está matando activamente a los humanos impulsado por de su propia misantropía, Trevor simplemente se ha vuelto cínico, directo y apático con los ciudadanos de Valaquia. Al comienzo de la Temporada 1, sigue siendo un protector de corazón, pero considera que su asistencia y conocimiento no son bienvenidos debido a su excomunión. Sintiendo que no tiene ningún propósito, vive como un alcohólico errante que solo se protege a si mismo y se contenta con dejar que los ciudadanos sufran el destino que han permitido que les sobrevenga.

Todavía tiene un costado bondadoso y una actitud protectora hacia aquellos que han sido agraviados como él. Se ve involucrado en la batalla por Gresit cuando decide defender a los Oradores, que están ayudando a los ciudadanos de la persecución de las iglesias. Él es muy consciente de los peligros de ser victima de esas falsas acusaciones y ser victima de persecuciones, buscando ahora ser un protector en esa capacidad para los Oradores. Sin embargo, el idealismo de los Oradores y las batallas en desarrollo en Gresit cambian lentamente a Trevor y despiertan su propósito familiar.

En el fondo, Trevor cree firmemente en los valores del clan Belmont: proteger y luchar por la gente de Valaquia. Esto es lo que separa el grado de misantropía de Trevor del que Drácula posee. Él debate con los Oradores para ayudarlo a volver a reencontrar su camino para así seguir estos valores. Como lo observó el orador Anciano, Trevor es un hombre 'derrotado' que decidió que había perdido su batalla por el alma del país cuando fue excomulgado. Los Oradores inspiran ayudando a la gente incluso cuando son odiados por ellos y tienen más miedo de no llegar a cumplir su propósito justo que de ser asesinados. Trevor se percata de que él también teme no poder cumplir su propósito de luchar por la gente de Valaquia, y que el odio de los ciudadanos o la cercanía con él son, de hecho, irrelevantes para su propia elección. Al final de la Temporada 1, el idealismo de Trevor es algo discutible, pero ciertamente ha encontrado el propósito de ser el protector que un Belmont debería ser.

Cuando se trata de monstruos, Trevor es propenso al juicio rápido y la intolerancia. Esto se ejemplifica mejor cuando ataca a Alucard. En palabras de Trevor sobre matar a Alucard: "Tienes colmillos y duermes en un ataúd. Eso es suficiente para mí". En su batalla contra Alucard, muestra que está dispuesto a morir si eso significa la muerte de Drácula, y considera que sobrevivir a esa hazaña seria 'un lujo'.

Poderes y habilidadesEditar

  • Combatiente experto: Es un guerrero excepcional. Él está en una condición física máxima y posee 'reflejos como los de un gato'. Pudo ganar en una pelea en un bar contra cuatro adversarios a pesar de que estaba borracho. Cuando está sobrio, es casi invencible para todos menos para el más poderoso de los monstruos.
  • Dominio de las armas: Es un maestro con el látigo y la espada corta de su familia. Él ha demostrado ser capaz de una precisión extrema con su látigo y se mantuvo firme en un duelo de espadas contra Alucard; el propio Alucard es un maestro espadachín experto. También es bastante capaz con otras armas, pudiendo lanzar lanzas y hachas con precisión mortal.
  • Conocimiento de monstruos: Está completamente versado en los estudios de la familia Belmont sobre monstruos y aquello que consideramos como sobrenatural. Como el último de los Belmont, es posiblemente el mejor experto del mundo en monstruos y demonios. Ejemplos de su conocimiento en uso son la aplicación de sal a las armas y la consagración del látigo de su familia para matar demonios. También fue el conocimiento de Trevor sobre los cíclopes lo que le permitió salvar la vida de Sypha.
  • Conocedor de la mentalidad de turbas: Su conocimiento y la excomunión por parte de la Iglesia lo han hecho muy consciente de los peligros de la mentalidad de turbas, además de ser resistente a esta. Toda una vida como chivo expiatorio de los problemas le ha enseñado a evitar la amenaza que sus conciudadanos le plantean. Su experiencia lo ayudó a proteger a los Oradores idealistas de la amenaza de la Iglesia y la turba, ya que fue capaz de anticiparse a lo peor. Trevor es un hombre cínico; tal vez porque ha visto lo que las mentiras pueden hacer a quienes las creen. Es escéptico de las creencias fantásticas, a veces siendo un defecto, como ocurrió en el caso de la historia del Guerrero Durmiente.
  • Comandante militar natural: En la batalla por Gresit, Trevor demostró ser un comandante valiente y un táctico maravilloso. Inmediatamente pudo formar una defensa militar contra la horda nocturna junto con Sypha, un sacerdote y un grupo de campesinos aterrorizados. Durante la batalla, fue capaz de aprovechar cada una de sus habilidades de aliados con gran efecto.

CuriosidadesEditar

GaleríaEditar


Esta sección se encuentra incompleta actualmente.
Por favor asiste a Castlevania Wiki,
y completa la sección si puedes.

ReferenciasEditar

  1. http://www.eldoblaje.com/datos/FichaPelicula.asp?id=49896